Ninja Bomb

 


Futurism

The Wall Street Journal reports that the CIA and the Pentagon have developed a top-secret missile designed to assassinate a single terrorist by crushing them or slicing them up with sword-like protrusions instead of exploding.

The weapon, which officials have dubbed a “Ninja Bomb,” can even target individuals in cars and inside buildings. The promise: reduced civilian deaths — and a deadly new precision weapon in the military’s arsenal./small>

Speeding Anvil

The weapon is at its base a Hellfire missile — a 100 pound, five-foot air-to-ground weapon used by U.S. armed forces.

But rather than exploding, the R9X missile can smash its way through anything in its path “as if a speeding anvil fell from the sky,” officials told the Wall Street Journal./small>

Killer Precision

Things get even more outrageous: six blades deploy out of the sides of the Ninja Bomb just as it hits to maximize its destruction. The hidden blades even earned it a nickname: “the flying Ginsu,” a nod to popular kitchen knives sold on TV in the 80s.

The weapon, in development since at least 2011, was even considered as a “Plan B” to kill Osama bin Laden in his Pakistan compound, the Wall Street Journal reports. The R9X was also reportedly used to kill high-ranking al Qaeda operatives in Syria.

Both the CIA and Pentagon declined to comment on the weapon to the Wall Street Journal.

READ MORE: Secret U.S. Missile Aims to Kill Only Terrorists, Not Nearby Civilians [Wall Street Journal]

More on modern weapons: The Air Force Just Tested a Laser Weapon for Fighter Jets

¿Puede un jefe “espiar” tus perfiles en redes sociales?

 
Alertaba la pasada semana el medio norteamericano Wall Street Journal acerca de un enconado debate en EEUU acerca de la posibilidad de los empleadores de vigilar las cuentas en redes sociales de sus empleados. Según informaba el propio medio, son ya numerosos los estados norteamericanos que han aprobado algún tipo de normativa que pretende evitar esa práctica, por entender que dicha práctica supone una vulneración del derecho a la intimidad de sus trabajadores.

La argumentación que esgrimen desde Wall Street a favor del control empresarial de estos perfiles es que la información que sus trabajadores pueden compartir en medios sociales puede causar auténtica distorsión en el mercado, en el sentido de que el mercado financiero se puede ver alterado por la información confidencial que de este modo se filtre, con el consiguiente perjuicio que se pueda derivar para los consumidores.

Este debate, lejos de ser ajeno a Europa, ya ha llegado también al viejo continente. En España el debate está en la calle y en los medios, que no en las cortes ni en los juzgados, por el momento. Sin embargo, en esta discusión de si el empleador puede legalmente o no “espiar” los perfiles en redes sociales de sus empleados juegan, a mi entender, al igual que lo hacen en los casos de acceso al historial de navegación o al correo electrónico, principalmente dos derechos, (i) de un lado, el derecho del empresario de verificar que los medios que son facilitados al trabajador son efectivamente utilizados en el cumplimiento de la prestación laboral (cuando el acceso a RRSS se realiza desde la propia empresa) y de verificar la no difusión de información confidencial por parte del trabajador (en cualquier supuesto); y (ii) de otro lado, el derecho a la intimidad del trabajador, el cual presume “la existencia de un ámbito propio y reservado frente a la acción y el conocimiento de los demás”, el cual ha de ser respetado también en el marco de las relaciones laborales, en las que es factible en ocasiones acceder a informaciones atinentes a la vida íntima y familiar del trabajador que pueden ser lesivas para su intimidad.

El equilibrio entre ambos derechos, y que determina la legalidad o no del acceso, encuentra su base en el siguiente argumento. Según entendió el Tribunal Supremo (Sala de lo Social) en Sentencias de 26 de septiembre de 2.007 y 6 de octubre de 2011, aplicadas al correo electrónico y los equipos informáticos, pero extensible a mi juicio a los medios sociales, “aunque el trabajador tiene derecho al respeto a su intimidad, no puede imponer ese respeto cuando utiliza un medio proporcionado por la empresa en contra de las instrucciones establecidas por ésta para su uso y al margen de los controles previstos para esa utilización y para garantizar la permanencia del servicio”.

En atención a lo anterior, si la empresa ha establecido previamente las reglas de uso de los equipos y ha informado a los trabajadores de que dicho control va a existir, el control y vigilancia de los medios sociales por el trabajador estarían en principio permitidos, sin que se produzca en tal caso vulneración del secreto de las comunicaciones, siempre que dicho acceso se produzca desde equipos puestos a disposición del empleado por el empresario. De esta manera, si los medios proporcionados por la empresa se utilizan para usos privados en contra de estas prohibiciones y con conocimiento de los controles y medidas aplicables, no podrá entenderse que, al realizarse el control, se ha vulnerado “una expectativa razonable de intimidad” en los términos que establece el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Entiendo que este argumento resultaría válido, por tanto, para vigilar la actividad del trabajador en RRSS durante la jornada laboral y haciendo uso de medios proporcionados por la empresa. Pero ¿qué ocurre con la actividad del trabajador en RRSS desde, por ejemplo, su domicilio y con un ordenador privado? Pongamos por ejemplo que el trabajador desvela información confidencial de la empresa en un perfil cerrado en Facebook o en Twitter. ¿Tiene derecho el empleador de conocer que el trabajador ha incumplido sus obligaciones contractuales? ¿Sería válida, en definitiva, una estipulación en el contrato laboral que obligase al trabajador a proporcionar sus claves en RRSS a su empleador al objeto de verificar el cumplimiento de su deber de confidencialidad?

Pues ése es precisamente el debate que ahora mismo se está pergeñando en EEUU y que no tardará mucho en llegar a nuestros juzgados y tribunales. Por el momento, y puedo equivocarme, entiendo que cualquier empresa en España que solicitase dicha información al trabajador estaría extralimitándose en su función de vigilancia, lo cual habría de entenderse como una invasión de la intimidad del trabajador. No les falta razón, no obstante, a los que entienden que el perjuicio que puede realizarse a la empresa desde un perfil privado con miles de amigos o seguidores puede ser enorme. Veremos cómo se zanja el debate allende los mares, porque posiblemente será ésa la línea que posteriormente aquí seguiremos.

Fuente | blogs.lainformacion

Microsoft, la nueva víctima de ‘hackers’

 

 
Microsoft dijo este viernes que un pequeño número de sus computadoras, incluidas algunas de su unidad de negocios de software Mac, estaban infectadas con malware.

La mayor compañía mundial de software dijo que la intrusión de seguridad era “similar” a la recientemente reportada por Apple y Facebook.

Microsoft aseguró que no había evidencia de que datos de clientes estuvieran afectados y que continúa con su investigación.

El incidente, reportado en uno de los blog públicos de la compañía sucedió “recientemente”, pero Microsoft dijo que decidió no hacer un anuncio mientras reunía información sobre el ataque.

“Este tipo de ciberataque no es una sorpresa para Microsoft y otras compañías que deben lidiar con adversarios determinados y persistentes”, dijo Matt Thomlinson, gerente general de Trustworthy Computing Security en Microsoft.

En los últimos días Apple y Facebook dijeron que computadoras utilizados por empleados fueron atacados tras visitar un sitio web para desarrolladores de software infectado.

Los ataques se producen en momentos de amplias preocupaciones sobre la seguridad computacional.

Sitios web de periódicos, incluyendo los de The New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal han sido infiltrados recientemente. Este mes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió una orden ejecutiva en busca de mejor protección en la crítica infraestructura del país ante los ciberataques.

Fuente | cnnexpansion

¿Playstation 4? Sony nos invita a “ver el futuro” el 20 de febrero

 

La Wii U de Nintendo inauguró la nueva generación de consolas en noviembre y estaba claro que Sony y Microsoft no iban a tardar mucho en dar el salto. Parece que Sony ya tiene fecha para empezar a mostrar lo que será su Playstation 4: todo apunta a que lo hará el 20 de febrero en un evento en Nueva York, a las 12 de la noche, hora española.

La compañía nipona no ha dicho nada a las claras, pero ha publicado este viernes una web en la que promete noticias relacionadas con Playstation dentro de veinte días e invita a los visitantes a “ver el futuro”. Este ‘teaser’ va acompañado con un vídeo que deja muy claro que,  anuncien lo que anuncien, tiene que ver con su máquina de sobremesa.

El Wall Street Journal asegura que es la videoconsola lo que Sony está escondiendo para el 20 de febrero y además afirma que saldrá a la venta a finales de este año, para la campaña de Navidad.

Fuente: noticias.lainformacion