Jóvenes e Internet

 

Jóvenes en Internet

Éste es el motivo por el cual debemos prestar más atención a sus actividades online. Un estudio realizado por Kaspersky Lab ha mostrado que, normalmente, los niños están expuestos a contenido inapropiado en la Red; además de buscarlo ellos mismos. Las estadísticas difieren según el país. Por ejemplo, en Japón los más pequeños no son tan activos en las redes sociales y prefieren los foros “tradicionales”. En cambio, el 60% de los adolescentes rusos buscan información prohibida en las redes sociales locales. No obstante, las cifras globales revelan que el contenido poco apropiado se busca a través de las redes sociales y, posteriormente, mediante páginas pornográficas.

Mientras que la mayoría de plataformas sociales como Facebook intentan proteger a los niños y evitar el registro no autorizado en la red, este tipo de páginas todavía son un reto para los padres debido a la gran variedad de redes y contenido que existe.

El mayor peligro reside en los extraños que intentan hablar con los jóvenes. Entre ellos se encuentran estafadores y depredadores sexuales. En el primer caso, intentarán robarles el dinero o información personal de sus progenitores y los segundos harán todo lo posible para encontrarse físicamente con los pequeños.

Además, tampoco podemos fiarnos de las conversaciones que mantienen nuestros hijos con los compañeros de clase.  Gracias a Internet, el “tradicional” acoso escolar se ha trasladado a la Red y no termina cuando acaban las clases, sino que se intensifica después del colegio.

La mezcla de contenido apropiado y peligroso hace difícil proteger a los jóvenes y aumenta la necesidad de disponer de una herramienta de filtrado. No podemos bloquear todas las redes sociales y usar el sistema de filtrado del proveedor. Debemos clasificar el contenido por su tipología y naturaleza, al mismo tiempo que estamos informados sobre posibles actividades sospechosas. Esto es realmente importante porque un estudio revela que los adolescentes ocultan a sus padres sus huellas digitales.

Para afrontar este problema, es necesario utilizar una herramienta específica de control parental como la que incluyen las soluciones de seguridad informática, Kaspersky Internet Security y Kaspersky PURE. Gracias a ellas, los padres pueden limitar el tiempo que pasan los niños en Internet o jugando con videojuegos así como bloquear cierto contenido no apropiado, evitar el contacto con ciertos contactos o recibir alertas en situaciones potencialmente peligrosas.

Es imprescindible entender que el software de control parental no reemplaza la atención y esfuerzo de los mayores por controlar estas situaciones. Los expertos afirman que la mejor medida para evitar este tipo de incidentes online es hablar con los jóvenes, enseñarles y comprender sus intereses, incentivos y pasiones. Las medidas tecnológicas ofrecen cierto control pero lo importante es lo que sucede en la vida real. Por este motivo, os proporcionamos algunos consejos para padres e hijos:

  • No publiques o envíes a extraños información privada, especialmente tu lista de contactos, dirección, escuela… etc. Por “extraños” entendemos cualquier persona que no conozcamos en la vida real, sin importar la edad que diga tener.
  • No quedes en persona con extraños.
  • No publiques tu número de teléfono o email.
  • No pinches en enlaces procedentes de desconocidos.
  • No confíes en ningún mensaje tentador como: descuentos, productos gratis, aumento de likes… Elimínalo y no hagas click en ningún link.
  • Si tienes conversaciones problemáticas con alguien en la Red, díselo a tus padres para que te ayuden a resolverlo.

Fuente | kaspersky