Defensa frente a amenazas multiplataformas

 
Los ordenadores y portátiles domésticos son un gran almacén de información confidencial, la cual incluye correos personales, nombres de usuarios, contraseñas, fotos y datos financieros. Por supuesto, necesitamos proteger dicha información y, por este motivo, instalamos aplicaciones antimalware en la mayoría de nuestros equipos. No obstante, las cosas cambian cuando tratamos con dispositivos móviles. Muchos smartphones y tablets carecen de sistema de seguridad alguno, aunque guardemos en ellos gran cantidad de información confidencial. Según una encuesta realizada por O+K Research, el 35% de los usuarios de tablet y el 30% de los usuarios de smarphone almacenan diferentes claves de acceso en sus dispositivos; además, un cuarto de los participantes en la encuesta han declarado que guardan, también, detalles bancarios en sus aparatos móviles. Esta información es de gran interés para los cibercriminales y, así, las amenazas móviles ya se han convertido en una epidemia.

Este problema ha alcanzado tal nivel que cada vez es más común encontrar amenazas multiplataformas. Imagina que un programa malicioso ataca a varios de tus dispositivos con el objetivo de robar la información que tienes almacenada en ellos. ¿Imposible? ¡En absoluto! Estos programas ya existen. El ejemplo más llamativo es Zeus y su versión móvil ZitMo, especialmente desarrollados para el robo de datos financieros.

El modus operandi de Zeus es bastante simple. Este troyano, primero, ataca un equipo Windows y espera a que el usuario abra el navegador y acceda a su banca online. Después, el malware añade nuevos campos a la página web del banco, invitando al usuario a introducir su número y modelo de móvil, con la excusa de renovar el certificado. Así, Zeus se apodera de toda la información proporcionada en la página modificada, inclusive los datos necesarios para la banca online. Posteriormente, se envía un sms al número de teléfono que hemos dado, el cual contiene un enlace a un certificado falso y que esconde el troyano ZitMo. Una vez se ha infectado el smartphone, el malware móvil empieza a interceptar los códigos de autorización y las notificaciones de la cuenta que se envían a través de sms a los usuarios. De esta manera, el ciberdelinquente puede trabajar, de forma remota, con tu cuenta bancaria y usar los datos robados.

Por ahora, este tipo de malware multiplataforma no es tan habitual como aquellos programas maliciosos que están dirigidos a una plataforma en concreto. Sin embargo, estamos seguros de que cada vez serán más frecuentes en el futuro, a medida que aumenten el número de usuarios de  banca online. Por este motivo, es la hora de tener en cuenta este tipo de amenazas. La solución idónea es adquirir un paquete que proteja todos nuestros dispositivos, como, por ejemplo, Kaspersky ONE. Esta solución de seguridad protege a los ordenadores y portátiles que usan Windows, a los equipos Mac, a los smartphones Android, a Blackberry, a Symbian y a Windows Mobile, sin olvidarnos de las tabletas Android.

Kaspersky ONE ofrece a los PCs y portátiles una solución antivirus que integra las tecnologías tradicionales con las ventajas del sistema en la nube, Kaspersky Security Network, un filtro web que protege nuestro equipo cuando trabajamos de forma online. Además, brinda la función de Control Parental que nos ayuda a vigilar a nuestros hijos cuando están navegando en Internet, controlando el contenido al cual tienen acceso. Aquellos usuarios que conozcan Kaspersky Internet Security o Kaspersky Security for Mac ya sabrán de este sistema. Asimismo, la protección de smartphones y tablets también se beneficia de estos antivirus y el sistema KSN, incluyendo herramientas de seguridad para nuestra información personal en caso de pérdida o robo del dispositivo. Esto es posible gracias a Kaspersky Mobile Security y su tecnología antirrobo.

Se puede instalar Kaspersky ONE en cualquier combinación de dispositivos, inclusive equipos domésticos, portátiles, smartphones o tablets. De este modo, brindamos una solución de seguridad fácil y fiable contra cualquier ciberamenaza que exista; satisfaciendo las necesidades de los usuarios actuales.

Fuente | kaspersky

Con el debido respeto, sigo fiel a Avast

Cuatro consejos básicos para proteger tu cuenta de Twitter

 

twitter lock 500x3571 Cuatro consejos básicos para proteger tu cuenta de Twitter

 
La red de microblogging crece sin cesar y por ello los ataques a Twitter a cuentas de empresas o conocidos personajes están a la orden del día, así como ataques masivos con brechas en seguridad que no solo son embarazosas sino que afectan a la reputación y credibilidad del usuario.

Por ello, la firma de seguridad Kaspersky ha publicado una serie de consejos para proteger nuestros tweets personales o aquellos de la marca que estemos gestionando, tan sencillos de seguir como efectivos ante los ataques:

Utiliza contraseñas fuertes. ¡Olvídate del nombre de tu mascota o la fecha de nacimiento de tu madre! Por supuesto, no es recomendable usar palabras como “contraseña”, “admin” o cualquier otro término que sea tan fácil de adivinar como a ti, recordarlo. Además, tampoco es buena idea utilizar cualquier palabra que aparezca en el diccionario. Añadir números a las palabras es un buen comienzo, pero es mucho mejor si utilizamos una expresión, que podamos recordar, y que nadie más pueda conocer. Si la puedes memorizar, entremezcla símbolos no alfanuméricos. Te aconsejamos que hagas lo mismo con todas tus cuentas online, tanto bancarias como redes sociales o correo electrónico.

Ten cuidado con las páginas de phishing. Un hacker nunca intentaría piratear tu contraseña si tú se la pones en bandeja. Por este motivo, debemos estar atentos a los timos de phishing que te preguntan por tu contraseña o por cualquier otro tipo de información confidencial. Si recibes un email pidiéndote que restablezcas tu contraseña –sin haberlo pedido- no hagas nada. Además, debes ser precavido con las URLs acortadas (por ejemplo, bit.ly); éste es el mecanismo que utilizan los estafadores para enmascarar los links maliciosos.

No uses equipos infectados. Existen usuarios que utilizan sus equipos, aunque el sistema esté infectado, porque siguen teniendo acceso a su correo electrónico o demás aplicaciones. Si puedes trabajar con tu ordenador, aunque esté infectado, otros también pueden hacerlo. Así que toma las soluciones necesarias para limpiar el sistema y, aún mejor, evita que esto suceda. Mantén tus aplicaciones –navegadores web, plugins, software…- actualizado con las últimas versiones.

No uses ordenadores públicos. Nunca utilices un equipo de terceros para acceder a cuentas personales. No tienes ni idea de la clase malware o scripts malicioso que corretea a sus anchas en los ordenadores disponibles para uso público de hoteles, aeropuertos, centros de negocios o, incluso, en el portátil de tu mejor amigo. Sé inteligente y actúa con cautela.

Fuente | muyseguridad.net