Microsoft revisa todo lo que escribes en Skype

 

skype Microsoft revisa todo lo que escribes en Skype

 
Cualquier programa o servicio de mensajería instantánea provisto por cualquiera de las compañías del sector -al menos, por la gran mayoría- contempla en sus condiciones de uso el acceso a la información de sus usuarios, a lo que éstos escriben, bien para servir publicidad dedicada como hace Google, bien para prevenir el spam y el phising, como dice hacer Microsoft con Skype. Se suele hacer con métodos automatizados, por lo que la pérdida de privacidad, estando ahí, es relativa, siempre que se compare con una persona fisgoneando en conversaciones íntimas.

¿Hasta dónde llega Microsoft con Skype? Eso es lo que han intentado destapar en The H Security, sin completar la operación por motivos obvios: solo es posible llegar hasta los servidores de Microsoft, no más allá. Al parecer, se presta especial interés a las URL que se comparten a través de Skype con la mencionada excusa de proteger al usuario contra el malware y el phishing, lo que estáría muy bien de no ser porque se enfocan en rastrear los enlaces que dirigen a dominios HTTPS.

Como indican en la publicación británica, no es muy común que los dispensadores de malware se oculten tras conexiones cifradas, no ellos, sino las “páginas trampa” que despliegan a lo largo y ancho de Internet. Entonces, ¿dónde está el interés de Microsoft en rastrear esas direcciones? Lo único cierto es que ese seguimiento existe y que no se sabe qué es exactamente que se hace con esos datos.

Es muy recomendable leer con atención la información original, pues se ofrecen datos técnicos varios, así como se recuerda que diversas organizaciones en favor de los derechos del usuario se han quejado ante Microsoft por este tipo de prácticas, sin respuesta de la compañía.

Fuente | muyseguridad

Manning se declara culpable del filtrado a Wikileaks

 

Manning Wikileaks Manning se declara culpable del filtrado a Wikileaks

El soldado estadounidense Bradley Manning, acusado del mayor robo de material secreto de la historia del país, con filtrado al portal web independiente Wikileaks, se ha declarado culpable de diez de los cargos de los que está acusado lo que podría suponerle veinte años de prisión.

Manning defendió sus acciones diciendo que fueron una respuesta a la reprochable obsesión de “capturar y matar gente” que tiene su país: “Me comenzó a deprimir la situación en la que nos veíamos inmersos año tras año. Al realizar las operaciones de contrainsurgencia, nos comenzó a obsesionar la idea de capturar y asesinar a las personas de las listas… Quería que el público supiera que no todos los que viven en Irak son blancos que deben destruirse”, indicó al juez este analista de inteligencia.

“Creí que si el público en general, especialmente el público estadounidense, tenía acceso a la información… esto podría provocar un debate nacional sobre el papel de los militares y nuestra política exterior en general, destacó Manning.

Es la primera vez que Manning admite directamente haber filtrado miles de documentos secretos a WikiLeaks el portal web que ha venido publicando en la Red de redes documentos confidenciales y aunque se centra en países con regímenes totalitarios también acoge filtraciones que desvelen comportamientos no éticos por parte de sus gobiernos y empresas, y dejan muy malparados a los gobiernos implicados que ocultaron dichas operaciones o directamente mintieron sobre ellas.

El gobierno de Obama dijo que la revelación de las informaciones puso en riesgo a fuentes militares y diplomáticas valiosas y perjudicó las relaciones de Estados Unidos con otros gobiernos.

Por contra, los simpatizantes de Manning (muchos desde Internet) -que el sábado conmemoraron sus primeros 1.000 días en prisión- lo consideran un héroe cuyas acciones pusieron de manifiesto crímenes de guerra y ayudaron a desencadenar los levantamientos prodemocráticos conocidos como la Primavera Arabe a finales de 2010.

Fuente | muyseguridad