Aparato de rayos X de bolsillo para diagnósticos médicos y otros usos

 


Se ha diseñado un aparato de bolsillo de rayos X que a muchas personas les recordará a un tricorder, el popular escáner multiuso portátil de la saga de Star Trek, y que podría poner la diagnosis médica y la prevención del terrorismo en la palma de la mano literalmente. Este dispositivo barato podría mejorar la salud en los países en vías de desarrollo y tener muchos otros usos.

El tricorder, con las capacidades que se exponen en Star Trek, está un paso más cerca de la realidad ahora que un equipo de ingenieros de la Universidad de Misuri ha inventado una fuente compacta de rayos X y otras formas de radiación. La fuente de radiación, del tamaño de una tira de chicle, se podría utilizar para crear escáneres de rayos X baratos y portátiles para uso médico, así como para la lucha antiterrorista y en la exploración de la Tierra y otros mundos.

En la actualidad, las máquinas de rayos X son muy voluminosas y pesadas, y requieren cantidades tremendas de electricidad.

El equipo de Scott Kovaleski, de la Universidad de Misuri en la ciudad de Columbia, calcula que, en aproximadamente tres años, tendrá listo un prototipo del escáner de rayos X de bolsillo basado en el desarrollo tecnológico que él y sus colegas han conseguido. Ese dispositivo, del tamaño de un teléfono móvil (celular), podría mejorar los servicios médicos en regiones remotas o en países del tercer mundo con infraestructuras sanitarias precarias, y reducir los costos médicos en todas partes.

Además, es factible darle otros usos.

Parte interna del dispositivo desarrollado por el equipo de Kovaleski.
En las clínicas dentales se podrían usar estos pequeños generadores de rayos X para captar imágenes del interior de la boca, disparando los rayos hacia el exterior, y reduciendo así la exposición del resto de la cabeza del paciente a la radiación.

En puertos y pasos fronterizos se podrían usar escáneres portátiles para buscar artículos de contrabando en las mercancías transportadas, lo cual reduciría los costos y mejoraría la seguridad.

Se podría equipar a vehículos espaciales, como el robot de superficie Curiosity que actualmente explora Marte, con estos sensores compactos, algo inviable con otros sensores porque consumirían demasiada energía.

El acelerador desarrollado por el equipo de Kovaleski se podría usar para generar otras formas de radiación además de los rayos X. Por ejemplo, este singular invento podría sustituir a los radioisótopos (materiales radiactivos), usados en la extracción de petróleo, así como en otras operaciones industriales y científicas. El dispositivo de Kovaleski podría sustituir a los radioisótopos con una fuente más segura de radiación que podría ser apagada en caso de emergencia.

El nuevo dispositivo es completamente inofensivo mientras no está encendido, e incluso encendido ocasiona una exposición relativamente baja a la radiación.

El dispositivo requiere poca energía, hasta el punto de que es factible alimentarlo con pilas.

Fuente | noticiasdelaciencia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.