Oda a Morillejo

 

Allí.
Donde el cielo es de un límpido azul,
cristalino.

De noches estrelladas,
tangibles.

Donde el aire es caricia,
seco.

De aquí a 560,
lejos.

Lejos de esta humedad
que me malhumora y exaspera.

Morillejo:
Hacia tí parto peregrino,
a completar mi sino.

© angelentrenalópez
[14/07/2008]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s