Una médula para Álvaro

  

Un niño mierense, de 12 años, necesita un transplante para hacer frente a la enfermedad degenerativa que padece, una adrenoleucodistrofia.

Álvaro García es un niño mierense de 12 años al que vida le ha puesto un gran obstáculo y para salvarlo necesita ayuda. Hace unos meses fue diagnosticado de una enfermedad rara, en su fase inicial, pero que para vencerla necesita una transplante de médula osea. Y en el Banco Mundial no hay nadie compatible con Álvaro. Por eso sus padres, familiares y la comunidad educativa de su colegio Lastra de Mieres han comenzado a trabajar para que aumenten las donaciones y se pueda encontrar una médula compatible.

Álvaro fue diagnosticado en el HUCA de adrenoleucodistrofia, una enfermedad degenerativa que destruye la mielina sustancia que recubre las células nerviosas del cerebro. La primera manifestación es la pérdida de los sentidos y va avanzando, si un transplante no lo remedia, hasta el fallecimiento de la persona afectada. Por eso es necesario poner en funcionamiento la máquina de la solidaridad para conseguirlo, ya que sus padres no son compatibles y no tiene hermanos.

The ALD protein transports very long chain fatty acids.Este niño mierense había tenido complicaciones al nacer, a las que nunca le dieron importancia. Tenía un movimiento raro en un pie, pero nunca tuvo un diagnóstico. Hace unos meses comenzó a frenar su rendimiento escolar y a dejar de atender en clase. Su doctor lo relacionó con los problemas de nacimiento y lo derivó al HUCA, tras confirmar la enfermedad comenzó la lucha por conseguir que Álvaro pueda seguir con su aventura de vivir.

Lejos de rendirse, los padres de Álvaro se han puesto en marcha. A través de las redes sociales, principalmente Facebook, y de asociaciones como ELA (Asociación Europea de Leucodistrofias) promocionan las donaciones de médula ósea. Hay que incidir en dos puntos.Juan Manuel y Montse no piden dinero alguno, puesto que de momento todo lo que su hijo necesita (incluido un medicamento que retrase el avance de la dolencia) lo cubre la Seguridad Social.
 
Una familia de Mieres busca una médula para su hijo

El otro aspecto es el funcionamiento de las donaciones de médulas: anónimas y altruistas. Álvaro ya está en la lista, pero no tiene donante. Y la única forma de conseguirlo es aumentar el número medio de donaciones. En eso están Montse y Juan Manuel.

Fuente: El Comercio | La Nueva España